Aluminio y PET metalizado (PET-met): Aplicaciones y Diferencias


Bobina de PET metalizado dorado

El aluminio ha sido usado por más de 100 años, especialmente en la industria del empaque. Entretanto un serio competidor ha aparecido en la industria: el PET metalizado puede cubrir una amplia gama de aplicaciones y es por esto, un producto que su uso va en aumento en el campo de empaques flexibles.

A primera vista ambos productos parecen tener mucho en común, pero cada uno de ellos ofrecen propiedades y atributos muy diferentes y es por esta razón que, según la aplicación, ya sea el aluminio o el PET-met sería el material adecuado.

Características del aluminio

Usualmente las láminas de aluminio son hechas de aluminio puro, con un contenido de aluminio de por lo menos el 99%. La placa aluminio alcanza el espesor deseado mediante una serie de pases a través de rodillos .

Para obtener incluso láminas más finas, dos láminas son pasadas simultáneamente por dichos rodillos. Este procedimiento produce dos tipos de acabados naturales: el lado exterior de la lámina que tiene contacto con el rodillo del molino obtiene un acabado “brillante”, mientras que el lado que está en contacto con la otra lámina de aluminio (foil-to-foil) obtiene un acabado “mate”.

El aluminio se solidifica gracias a la laminación en frío, haciéndose duro y quebradizo. Sin embargo, un posterior tratamiento térmico en un horno de recocido vuelve a hacer que las películas sean suaves y flexibles.

Empaque de aluminio para alimentos

Empaque de Aluminio para chocolate

El aluminio que tiene un espesor de aproximadamente 12- 20 μ  posee propiedades de barrera. Esto significa que estas láminas son impermeables al agua y a los gases. Las láminas más delgadas no pueden garantizar las mismas propiedades de barrera al 100%. Sin embargo, también ofrecen propiedades de barrera y permiten que los alimentos permanezcan frescos por más tiempo debido a su ligera protección.

La lámina de aluminio es fácilmente deformable sin perder sus propiedades de barrera.

El aluminio es fisiológicamente inofensivo para los alimentos. Sin embargo, los alimentos ácidos, alcalinos y salados no deben estar en contacto con la lámina. El aluminio también es ligero, resisente al agua, a la grasa y al gas, refleja la luz, el calor y los rayos UV y no se carga electrónicamente. Además, es resistente al fuego y fácil de reciclar.

En el caso de empaques, es muy raro que se use solo aluminio puro. Normalmente, el aluminio esta laminado con películas de plástico (por ejemplo, de PET, PE, o PP) o de papel. Se habla entonces de películas de aluminio compuesto. Las películas compuestas tienen algunas ventajas sobre las películas de aluminio puro, por ejemplo, una mayor resistencia a la tracción y/o rigidez. La lámina de aluminio también se puede lacar e imprimir para cumplir los requisitos del empaquetado moderno.

Las bandas de aluminio pueden ser embutidas para producir latas y bandejas, Dichas latas y contenedores conservan su forma. El aluminio puede doblarse sin perder las propiedades de barrera o las características de protección.

Propiedades del PET metalizado

Cápsulas de café de aluminio

Las cápsulas de café también están hechas de aluminio

Contrario al aluminio, el cual está compuesto completamente del metal ligero, la película de plástico de PET metalizado solo es rociado con aluminio. Esto es realizado principalmente con aluminio puro, con un nivel de pureza de al menos 99,98%. Las láminas producidas de esta manera obtienen un brillo metálico en ambos lados, pero son translúcidas a contra luz.

Además del efecto óptico, el rociado de aluminio sirve para mejorar el efecto de barrera contra vapores, gases y aromas en comparación con la película de plástico no metalizada. En general, las películas de PET metalizadas son menos herméticas que la lámina de aluminio “real”, pero son más resistentes al desgarro, más flexibles y ligeras. Además, son menos sensibles a la corrosión y no se arrugan como las láminas de aluminio puro.

Se puede ver a través del PET-met, pero no a través del aluminio.

Las películas PET-met están hechas de solamente el 1% del aluminio que se hubiera necesitado para una lámina de aluminio.  Por lo tanto, el PET-met es especialmente interesante como una alternativa rentable y más ecológica que el aluminio.

Aplicaciones del aluminio

El aluminio tiene múltiples usos, se puede encontrar en casi todas las aplicaciones industriales. Es ligero, relativamente resistente al desgarro y se puede plegar de muchas maneras, lo que es ideal para el embalaje y reenvasado de todo tipo de productos.

En la industria farmacéutica, la lámina de aluminio se utiliza para proteger los fármacos de condiciones externas y nocivas durante el transporte o durante el almacenamiento.

Casi ningún material es tan versátil como el aluminio.

La industria alimenticia se basa en envases hechos de láminas de aluminio y láminas de aluminio compuesto, beneficiándose así de sus características higiénicas y de las propiedades de barrera contra la luz y el gas. La industria cosmética se aprovecha la posibilidad de dosificación y de los excelentes atributos higiénicos de los tubos de aluminio y las latas de aerosol.

Bolsas de Aluminio y bolsas de PETmet

Bolsas de aluminio y de PET metalizado (PETmet). Las bolsas brillantes están hechas de PETmet.

La industria de la construcción utiliza principalmente las características aislantes del aluminio, por ejemplo, para el aislamiento de cables en ductos, tuberías de agua y edificios completos. El aluminio también se utiliza como barrera de vapor para la construcción de saunas o paredes de bodegas.

En términos de ingeniería electrónica, el peso extra-ligero y la alta conductividad son los principales atributos que el papel de aluminio tiene para ofrecer. La industria de las telecomunicaciones utiliza el aluminio principalmente para blindar y proteger los cables de fibra óptica contra la humedad y las interferencias electrostáticas para dispositivos electrónicos.

Aplicaciones del PET metalizado

El PET metalizado es una solución ideal para todas las aplicaciones que requieren la preservación del sabor y la frescura. Es adecuado para muchas aplicaciones en la industria del empaque, así como para aplicaciones técnicas e industriales.

Las láminas de PET-met ofrecen ventajas en particular cuando no se requiere una alta hermeticidad a los gases como la que ofrece el aluminio.

Cuando la resistencia a los gases o la opacidad son importantes, use  aluminio.

El PET metalizado puede ser impreso como papel de aluminio, y está disponible en una gran gama de variantes ópticas. El grado de brillo de la película de PET metalizado es significativamente mayor a la del aluminio, con la película de PET metalizado, se consigue un efecto de espejo más alto. Esto también se utiliza para la impresión – sin una imprimación blanca, brilla amarillo como por ejemplo de color dorado.

Por lo tanto, el PET es una opción ideal cuando se deben combinar ciertas funciones de protección y barrera con una apariencia atractiva – aún cuando la protección de los alimentos no es tan alta como con papel de aluminio y la fecha de caducidad deba ser más corta.

En combinación con otros materiales, las películas PET met son ideales para el empaque de aperitivos, cubiertas para envases termoformables tales como vasos de yogur o bolsas para respuestos de productos cosméticos. El café y la comida seca para mascotas se matienen secos en envases de PET y conservan su aroma durante mucho tiempo.

Para embazar tomates, mejor utilizar el PET-met en lugar de aluminio.

En el caso particular de los alimentos ácidos, alcalinos o salinos, el PET metalizado es un sustituto perfecto de las láminas de aluminio, ya que una larga exposición o el contacto del aluminio con materiales como: tomates, jugo de limón, huevos, entre otros, puede emitir una sustancia nociva en el contenido comestible.

En los sistemas de aislamiento también puede ser usado el PET-met, por ejemplo, para el aislamiento térmico en edificios o para la producción de paneles de aislamiento al vacío. Además, las láminas de PET-met se pueden utilizar para cintas adhesivas decorativas. Las etiquetas fabricadas con PET metalizado son altamente resistentes al calor y a los productos químicos, lo que garantiza una larga duración.

 

¿Está buscando el material perfecto para el empaque?

Lo asesoramos con gusto. ¡Contáctenos!